El Técnico en Administración Bancaria está oportunamente formado y tiene los elementos – tanto aptitudinales como actitudinales – que le facilita desempeñarse con probidad y deber en organizaciones bancarias, con la capacidad de relevar, sistematizar y producir información, con arreglo a diferentes objetivos, y de ayudar en la administración y evaluación de organizaciones y proyectos, además de formar parte en estudios y programas premeditados optimizar, tanto cualitativa como cuantitativamente, sus resultados. Sabe, de igual modo, acrecentar siempre estas habilidades y usar críticamente los aprendizajes recibidos para la continua profesionalización de su desarrollo en organizaciones bancarias atendiendo de conformidad tanto a usuarios internos como externos online con las normas y reglamentaciones que hacen a su quehacer concreto.


CAMPO OCUPACIONAL

>Preveer la formación de los gobernantes que se desempeñen en escenarios intermedios de instituciones financieras, públicas o privadas.
>Realizar las tareas simples de gestión bancaria, registrando las operaciones, preparando reportes para conocimiento y control superior.
>Participar en la organización, estudio de los sistemas, métodos y formularios usados en la actividad bancaria.
>Desempeñarse como responsable administrativo en el nivel que le corresponde, en instituciones financieras.