La psicomotricidad es una especialidad que, argumentándose en una concepción integral del sujeto, se encarga de la interacción que se establece entre el saber, la emoción, el movimiento y de su más grande validez para el avance de la persona, de su corporeidad, de esta forma como de su aptitud para expresarse y tener relaciones en el entorno que lo circunda. Su campo de estudio se apoya en el cuerpo como creación, y no en el organismo en relación a la clase.

El psicomotricista es la persona o experto que se ocupa, por medio de los elementos particulares derivados de su formación, de emprender a la persona desde la mediación corporal y el movimiento. Su participación va apuntada tanto a individuos sanos como a quienes sufren cualquier clase de trastornos y de esta forma sus ámbitos de participación van a ser tanto a nivel educativo como reeducativo o terapéutico.

El Técnico en Psicomotricidad va a estar preparado para:

  • Desarrollar la evaluación psicomotriz con el objetivo de lograr una comprensión global de la persona por medio de la aplicación de instrumentos particulares de la profesión.
  • Actuar en la prevención y en la descubrimiento precoz de trastornos psicomotores desde la niñez hasta la vejez.
  • Trabajar interdisciplinariamente en las instituciones educativas, de salud, de promoción colega comunitarias por medio de el aporte de tácticas psicomotoras.
  • Trabajar como agente de sostén y promoción del desarrollo de incorporación de sujetos con pretenciones particulares permanentes o transitorias.
  • Participar en proyectos de formación e exploración acción para el avance de la actividad técnica.