Los objetivos de la utilización y administración de esta carrera a término señalan a conformar un Técnico en Administración Agropecuaria y Agroalimentaria como un profesional puesto en compromiso con la sociedad donde está inmerso y la facultad que contribuyó a su formación, preocupado por el interés público y la compromiso popular.
En especial, los resultados esperables tras la utilización de la carrera mencionan a su impacto sobre la sociedad y la economía de la región y el sector de predominación, los hombres de negocios y productores agropecuarios, principalmente sobre los alumnos.
En lo relacionado a los resultados sobre la sociedad, se estima que el futuro egresado cuente con utilidades de aplicación prácticas en organizaciones agropecuarias y agroalimentarias, que con los valores forjados en el estudiante y la disponibilidad característica de una facultad pública van a ayudar al logro de una sociedad mejor y más justa.
El impacto sobre la economía de la zona proviene de la profesionalización aportada por el futuro egresado al área. El productor agropecuario, la agroindustria, las compañías prestadoras de servicios al área agropecuario y las instituciones públicas y privadas ligadas a la producción agropecuaria tendrán un profesional con una formación específica en los puntos técnicos vinculados a la administración agropecuaria, añadiendo valor al área, fruto de la eficacia y efectividad aportada por el recurso humano a los procesos administrativos, su colaboración en la toma de elecciones, generación de información y el cumplimiento con las demandas propias del área.

El estudiante tendrá una formación que le dejará obtener utilidades prácticas de aplicación directa en el mercado, admitiendo al egresado una inserción laboral en las organizaciones enlazadas a la actividad agropecuaria y agroalimentaria.