El promotor de salud es el sujeto solicitado de llevar a fuentes de hecho el desarrollo que permita a la gente aumentar el control sobre su salud para mejorarla, y que se ocupa de orientar las maneras de beneficiar una mejor salud en la gente, que no es otra cosa que practicar la política de promoción de salud.

De acuerdo con la Carta de Ottawa de 1986, la promoción de la salud radica en proveer a la multitud los medios necesarios para optimizar la salud y ejercer un más grande control sobre la misma. Los ámbitos de acción que ofrece la Carta de Ottawa son: crear reglas públicas saludables, hacer ambientes que favorezcan la salud, desarrollar capacidades personales, remarcar la acción social, y reorientar los servicios de salud. Para desarrollar el trabajo en todas esos sectores de acción, se forman en cada país los promotores de salud, que tendrán tener las siguientes características:

  • Tener conocimiento del tema en el que trabajará
  • Estar sensibilizado con el trabajo preventivo, lo que significa tener entendimientos del tema del trabajo preventivo, manifestar expresiones de agrado enlazadas al trabajo preventivo y disposición para hacer este trabajo.
  • Contar con elementos en general de comunicación, lo que supone tener una interrelación efectiva con los otros, proyectarse por si mismo en las interrelaciones con los otros y tolerar las críticas, elecciones y estilo de los demás
  • Ser elocuente
  • Lograr ascendencia entre sus iguales
  • Ser ejemplo por reacciones y valores
  • Cumplir con la concepción de la ética profesional
  • Tener una personalidad emocional equilibrada
  • Ser desprejuiciado

Habilidades a desarrollar en el promotor de salud

  • Actuación modelo, para accionar como líder
  • Establecimiento de buenas relaciones entre los individuos y dentro del grupo, manteniendo reacciones de respeto
  • Ser buen observador
  • Orientar y seducir, jamás imponer
  • No usar extremos en el tono de voz y en el empleo del lenguaje extraverbal
  • Brindar a todos los competidores la misma ocasión de participación, motivando a todos para que lo hagan
  • Manejar la información importante y las temáticas del programa, manteniendo la renovación sobre los temas a tratar