La meta de la Carrera de Relaciones Públicas reside en conformar expertos capacitados para fomentar la administración de enlaces entre organizaciones o personas de forma pública importantes y los públicos -tanto internos como externos- de quienes dependen para su evolución. Del mismo modo, la iniciativa de formación se piensa sobre un ejercicio profesional que contribuya a desarrollar reglas y tácticas comunicacionales en toda clase de instituciones, tanto públicas, sociales como privadas, de modo de beneficiar la sustentabilidad de las organizaciones y, consecuentemente, fomentar el diálogo y los acuerdos a escala popular.

Perfil Profesional

La formación académica construida a lo largo de la carrera dejará que el Licenciado en Relaciones Públicas asuma responsabilidades en torno al fenómeno de la comunicación con públicos de interés de toda clase de organizaciones. Desde esta noción, el graduado va a estar en condiciones de detallar reglas y tácticas vinculares entre las organizaciones y su extenso mapa de stakeholders, en un marco de dificultad expansiva que torna elemental una recurrente validación del conocimiento y aptitud de exámen.

Inserción Laboral

El campo laboral de esta interesante y extensa profesión encuentra espacios en organizaciones públicas y privadas, con o sin ánimo de lucrar, nacionales y de todo el mundo, y dando permiso el avance de proyectos particulares o asociativos por medio de la actividad de consultoría o asesoría externa. Algunas de sus diferentes superficies de administración -dentro de un riguroso campo ocupacional- son: relaciones con periodistas, idealización y organización de eventos, comunicación interna, issues management (gestión de conflictos potenciales), compromiso popular, comunicación de crisis, brand PR, relaciones con la sociedad, comunicación digital, relaciones gubernamentales o comunicación financiera, por ejemplo.