Las contaminaciones entre procesos artísticos autónomos y distintas manifestaciones de la tendencia y el diseño de indumentaria tienen un extenso paseo histórico. En la actualidad estos intercambios se han formalizado por medio de carreras, exposiciones y publicaciones que recalan en producciones mixtas poniendo en enfrentamiento los cruces entre arte y moda. Una materia de enorme vigencia puesto que trasciende nociones perimidas sobre la indumentaria que apuntaban sólo a algunos puntos de esa manifestación, desnaturalizando el poder comunicacional y simbólico de la indumentaria en la trama popular. Así, la indumentaria se constituye en un sustento comunicacional de experimentación y transmisión de ideologías, de esta manera que otras manifestaciones creativas más habituales que se inscriben en el contexto político-social vigente.