“El diseño ya pertenece a nuestra vida diaria y está que se encuentra en los elementos, imágenes y espacios con los que interactuamos. Vivimos y estamos trabajando en redes, nos avisamos por medio de interfaces y gadgets, y observamos el planeta como un enorme espacio de intercambios en el que opinamos, nos conocemos y decidimos. Y todas estas realidades -materiales y virtuales- están diseñadas. El planeta tecnológico, el cultural y el barato encuentran en el diseño novedosas lógicas de organización. El diseño puede editar las prácticas en vivencias gratificantes, y beneficiar el ingreso a una calidad de vida más plena y mejor para una más grande proporción de personas.

La Licenciatura en Diseño conecta con su propia historia en el campo de la industria, el diseño y las artes y retoma la vivencia académica y profesional de el último período para afrontar los retos contemporáneos. Hablamos de una iniciativa creativa para un mundo interconectado, en el que los productos, los proyectos y las ideas circulan a enorme agilidad y en muy diferentes soportes.

La Licenciatura en Diseño se basa en esta actualidad y es una iniciativa académica diferente a la de otras carreras en el tema nacional y regional. Ofrece un nuevo perfil de diseñador: un profesional que dialoga e interactúa con las pretenciones del siglo XXI en el campo de la comunicación, los negocios, la tecnología y la originalidad, con la capacidad de integrar entendimientos de numerosas disciplinas sin perder su identidad y su aptitud creativa y proyectual, desde la información periodística a los proyectos culturales, desde los proyectos comerciales a la tecnología digital y los criterios de sustentabilidad.

Todo puede ser planeado desde el diseño”.