La ingeniería Metalúrgica es una profesión que sobre la base de su ciencia, entendimientos y capacidades, tiene como función entablar, operar, mejorar, vigilar y gestionar los procesos de concentración y extracción de los minerales o metales desde sus menas, de su purificación y de la preparación de elementos servibles a la sociedad.

La primordial fuente de empleo del egresado de Ingeniero Metalúrgico la encuentra en la industria minero-metalúrgica, en el sector de plantas de provecho y extracción de materiales, plantas de elaboración mecánica de minerales y de áridos de materiales de cosntrucción, plantas metalúrgicas, instituciones de exploración y proyección de perfil minero-metalúrgico y en Centros de Educación Superior, como docente en disciplinas afines a su perfil. Pero de todas formas puede desempeñarse en la industria del carbón; plantas lavadoras y plantas concentradoras, y en el área acerero y de refinación. Un porcentaje mínimo se tiene dentro al sector de servicios, en bufetes de ingeniería y de consultoría, en compañias dedicadas a ofrecer servicios técnicos perfeccionados.

El Ingeniero Metalúrgico va a tener además como funcionalidades principales: Realizar las tareas simples para la obtención de los primordiales metales, aleaciones, producciones de piezas y materiales necesarios para la economía. Saber y seleccionar la materia prima, combustible, reactivos y otros materiales esenciales para los procesos metalúrgicos. Interpretar y hacer un diagnostico los inconvenientes mas en general de la operaciones simples de los procesos metalúrgicos. Realizar las primordiales técnicas de muestreo y participación en los análisis y ensayos en la producción metalúrgica, así como, utilizar los principios básicos sobre el cuidado de equipamiento y las instalaciones.