La contactología es una especialidad optométrica que se ocupa del estudio y amoldación de las lentes de contacto como procedimiento de rectificación óptica para inconvenientes refractivos u otras anomalías visuales (deformidades corneales, presbicia, etc.).

Las lentes de contacto conforman una opción que puede dar distintas virtudes que abarcan desde una mejor calidad visual hasta otras además importantes como tranquilidad, independencia de movimientos, estética, etc. En algunas ocasiones, las lentes de contacto particulares son la alternativa terapéutica sugerida (queratoconos, etc.).

Para que las lentes de contacto o lentillas faciliten todas estas virtudes al usuario, el desarrollo de amoldación debe ser llevado a cabo por un contactólogo profesional, que evalúe los puntos visuales de esta forma como los de salud ocular, aprendiendo las particularidades oculares y la necesidades de cada persona, en relación a tiempo de porte, material de construcción, tipo de limpieza, etc. De esa forma, se evitarán probables efectos indeseables derivados de un uso incorrecto o no supervisado de las lentillas. Esta es una cuestión considerable, ya que tales efectos tienen la posibilidad de ser muy perniciosos para la salud ocular.