Objetivo de la Carrera

La carrera de Calígrafo Público tiene como propósito que sus alumnos y futuros expertos se formen como peritos capaces de accionar en relación con lo predeterminado por las leyes 20.243 y 20.859 que regulan la profesión. La carrera se ofrece como objetivos que sus alumnos y graduados:

  • Comprendan sus responsabilidades reglas, jurídicas, sociales y éticas referidas a su actuación como operadores que tienen que posibilitar a la ciudadanía el ingreso a la justicia, a un método de resolución de conflictos particulares, así sea que se desempeñen como representantes de sus usuarios, gobernantes auxiliares de un tribunal, como gobernantes de la gestión pública, como árbitros de conflictos privados; como asesores, consultores de la gestión pública y del tema privado; como docentes e estudiosos.
  • Obtengan una formación académica estricta, sobre la base de un curriculum que promueva: a) la comprensión de la teoría, de la filosofía y de las distintas superficies del conocimiento que comprende la profesión; b) las técnicas de estudio pericial; técnicas de resolución de inconvenientes y de conflictos; técnicas de interpretación y argumentación; técnicas de exploración pericial, como de esta forma además otras capacidades esenciales que son primordiales para trabajar eficazmente en la profesión; c) la comprensión y el estudio crítico de los principios básicos de la exploración pericial.
  • Comprendan que esta profesión implica: a) obligaciones referidas a la traducción de solicitudes sociales colectivas o particulares en reclamos jurídicos, por medio de la participación como auxiliares de la justicia; b) a promoción del ingreso de los sectores excluidos a la justicia por medio de la participación profesional en los servicios jurídicos.
  • Promuevan la generación y la comunicación de entendimientos socialmente significativos en el tema disciplinar e interdisciplinar, y fomenten la formación continua para la comprensión de adelantos investigadores futuros, en un ámbito de independencia, justicia e justicia social entre todos los pobladores. El egresado como Calígrafo Público debe poder saber, tanto en pleitos judiciales como particulares, la veracidad de firmas y de contenidos escritos en documentos manuscritos, mecanografiados o impresos, estableciendo la presencia o inexistencia de adulteraciones físicas o químicas, de agregados, de supresión o suplencia de expresiones, o de signos de modificaciones patológicas en el escribiente, etc.