La arquitectura es una especialidad hermosa y complicada. Es una costumbre que acciona, crea e inventa, por medio de infinitos elementos que forman parte en una interacción recurrente. Es una forma de accionar sobre el planeta que nos circunda sugiriendo espacios, ocasionando experiencias y resolviendo creativamente inconvenientes.

Es un trabajo que interactúa con varios medios productivos en todos los estratos sociales y que se despliega multiforme en la sociedad y la civilización. Un arquitecto puede estar inmerso en las más distintas ocasiones y problemáticas, desde tecnologías de más reciente generación hasta procesos artesanales, desde el estudio de sociedades hasta la comprensión de lo doméstico, de la teoría a la técnica, entre lo abstracto y lo efectivo, lo real y lo preciso. La arquitectura se nutre de la multiplicidad. Es una especialidad que piensa lo hecho mientras ofrece hacia adelante.

Con este espíritu, la Carrera de Arquitectura de la Escuela de Arquitectura y Estudios Urbanos se lleva a cabo en un tema de trueque intelectual y profesional dirigido a extremar las potencias estructurales a la dificultad de la especialidad. Hablamos de un tema de lección y controversia productiva conformado por un cuerpo de instructores apasionados en el valor cultural de lo que hacen. El taller facilita que cada estudiante tenga su tablero de trabajo de ingreso full-time en un espacio habitual donde las distintas generaciones trabajan en grupo y distribuyen instantes productivos y creativos con instructores de nuestro estado y de todo el mundo. Estas condiciones son claves para el avance de un estudio abierto, fundado en la energía, la dedicación, la concentración, la responsabilidad y la alegría.

La Carrera está apuntada a dotar a los estudiantes de bases teóricas, técnicas y éticas que les permitan hallar respuestas arquitectónicas originales a los requerimientos de la verdad actual en la búsqueda de nuevos campos de avance. La iniciativa formativa retoma la tradición de la lección de la especialidad en la Argentina integrando las superiores vivencias de todo el mundo y criterios de exploración y formas de avanzada. Se apoya en una conjunción de teoría y praxis donde la creación de novedosas ideas y su aplicación en lo real se relacionan sinérgicamente.

La Carrera se despliega en tres etapas: una introductoria donde se muestran elementos disciplinares de base, una intermedia donde se consolidan líneas de estudio y se abren espacios en otras entidades académicas de la Facultad, y una final donde se hace más fuerte la inserción en el medio, llevando a cabo una costumbre profesional y construyendo un trabajo de proposición.

El plan de estudios de la Carrera se composición según 4 Áreas: Emprendimiento y Planeamiento, Historia y Teoría, Comunicación y Forma, y Ciencias Simples, Tecnología, Producción y Gestión. Estas Áreas interactúan y se complementan con una sucesión de ocupaciones transversales como Labs, workshops, jurados, exhibiciones, viajes de estudio, seminarios, charlas y concursos internos en los que se debaten distintos métodos de llevar a cabo y reflexionar arquitectura. Esta formación multifacética en formatos y contenidos permite conseguir un encabezado de Arquitecto de perfil en todo el mundo.